LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD: REVOCACIÓN


LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

REVOCACIÓN DEL BENEFICIO DE EXONERACIÓN DEL PASIVO INSATISFECHO

El llamado deudor de buena fe puede, aplicando el mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad, acceder al perdón de sus deudas. Ahora bien, este Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (al cual nos referiremos como «BEPI» en lo sucesivo), puede ser revocado. En el presente artículo, estudiaremos brevemente las causas de revocación que en cada caso proceden.

— BEPI provisional

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que el BEPI puede ser provisional o definitivo. ¿Cuándo es provisional? Cuando no hayamos podido pagar en el seno del concurso la totalidad de los créditos privilegiados y contra la masa. En este caso, tendremos que incluirlos en un plan de pagos a cinco años sin intereses. La deuda pública deberá ser incluida íntegramente, respetando su normativa aplicable. Durante el plazo de cumplimiento del plan de pagos, el BEPI será provisional. Una vez cumplido, se convertirá en definitivo. También podrá el juez elevarlo a definitivo cuando, pese a haber incumplido el plan de pagos, el deudor haya destinado al menos la mitad de la cuantía embargable de sus ingresos al plan de pagos. A la hora de calcular la cuantía embargable, deberemos atenernos a los límites incluidos en el Real Decreto 6/2012 y no los genéricos de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

— BEPI definitivo

El BEPI resultará directamente definitivo —sin pasar por la fase de provisional— cuando el deudor haya podido pagar en el concurso la totalidad de créditos contra la masa y privilegiados, pues ello significará que no hay plan de pagos que cumplir.

— Causas de revocación del BEPI provisional

Las causas de revocación del BEPI en la Ley de Segunda Oportunidad difieren enormemente de un supuesto a otro. En el caso de que el BEPI sea provisional, las causas de revocación tendrán lugar en los siguientes supuestos:

  • Cuando durante los cinco años siguientes a la concesión del BEPI, se constatase la existencia de ingresos, bienes o derechos del deudor ocultados. Se exceptúan los inembargables. Nuevamente en este caso, tendremos que atender a los límites de embargabilidad del R.D. 6/2012 y no a los de la LEC.
  • Cuando, durante el plazo fijado para el cumplimiento del plan de pagos, el deudor resulte condenado en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración de concurso. Si existiera un proceso penal pendiente, el juez del concurso deberá suspender su decisión respecto a la exoneración del pasivo hasta que exista sentencia penal firme.
  • Cuando el deudor incumpliese el plan de pagos. Será labor del juez determinar si pese al incumplimiento, atendiendo a las circunstancias del caso y previa audiencia de los acreedores, corresponde otorgar el BEPI definitivo por haber destinado más del 50% de sus ingresos inembargables según el R.D. 6/2012 durante los cinco años posteriores a la concesión del BEPI provisional.
  • Cuando durante el plazo de cumplimiento del plan de pagos, mejorase sustancialmente la situación económica del deudor por causa de herencia, legado o donación; o juego de suerte, envite o azar, de manera que pudiera pagar todas las deudas pendientes sin detrimento de sus obligaciones de alimentos. Esto es, la herencia, lotería o similar debe tener cuantía suficiente para pagar todas las deudas provisionalmente exoneradas y las aplazadas mediante el plan de pagos, sin que ello le posicione nuevamente en una situación económica angustiosa.

— Causas de revocación del BEPI definitivo

En el caso de que ya hayamos obtenido el BEPI definitivo, solo y exclusivamente cabe una causa de revocación: que, durante los cinco años siguientes a la concesión del BEPI, se constate la existencia de ingresos, bienes o derechos del deudor ocultados. Una vez más se exceptúan los inembargables, teniendo que atender a los límites de embargabilidad del R.D. 6/2012 y no a los de la LEC.

Ángela Elisa Álvarez – OREJAS ABOGADOS S.L.P.

Más info