LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD


Ley de Segunda Oportunidad: refinancia o perdona tus deudas

Nuestro despacho se encuentra totalmente especializado en el procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad.

Si estás visitando esta página, es posible que seas uno de los miles de personas que tienen problemas con las deudas en nuestro país. Y es probable que te cause múltiples dolores de cabeza a todos los niveles. Sabemos que te despiertas por las noches dándole vueltas. Y que no puedes hablar con casi nadie de ello. Tu familia y tus amistades desconocen la situación en la que te encuentras. Incluso te afecta en el ámbito laboral. No puedes concentrarte como antes. Quizás hayan empezado ya a llamarte y temes que llamen a alguien de tu entorno. Inundan tu buzón con cartas. Suscribes nuevos préstamos para pagar las cuotas vencidas y el problema no hace más que crecer.

Sí, aquí te entendemos porque llevamos años ayudando a personas que se encuentran en la misma situación. No lo dudes. La Ley de Segunda Oportunidad no es una solución, es la única solución. Te explicamos cómo funciona.

Este procedimiento permite que las personas físicas, las de carne y hueso, puedan acceder al perdón de las deudas. El término jurídico se refiere al «Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho» (BEPI). Pero no solo puedes usar el mecanismo de Segunda Oportunidad para que te perdonen las deudas. También puede ser un método para refinanciarlas si consideras que podrías pagar con otras condiciones.

El procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad se estructura habitualmente en dos partes diferenciadas. La primera se desarrolla fuera del juzgado, conociéndose como fase de mediación concursal. En ella, el objetivo es intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores, a través del nombramiento de un mediador concursal. Éste, una vez que acepta el cargo, envía a los acreedores una propuesta, en la que se puede ofrecer el pago en diez años sin intereses de una parte de la deuda, perdonándose la parte restante. Si los acreedores (normalmente bancos y financieras) no aceptan la propuesta, se da por finalizada la primera etapa, debiendo acudir a la fase judicial.

La segunda fase se desarrolla ante el juzgado. En ésta se comprueba el valor de las propiedades. Si carecen de valor o se encuentran sobrehipotecadas y al corriente de pagos, no será necesario liquidarlas. Si por el contrario hay que liquidarlas, el dinero que se obtenga con las ventas será distribuido entre los acreedores. Con posterioridad, se cierra el procedimiento judicial con la decisión respecto al perdón de las deudas.

Si tienes miedo a acudir al procedimiento porque no quieres perder tu casa, ven y cuéntanos porque en muchos procedimientos hemos conseguido que la vivienda no sea entregada al banco.

Si quieres más información, también puedes seguirnos en Facebook.

Estamos aquí para escucharte y acompañarte con tu problema. Si no puedes acudir físicamente, no te preocupes, atendemos consultas por teléfono previa reserva de cita. Llámanos al 985254866 o escríbenos un email a LSO@orejasabogados.es