LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD


Quizás llevas sufriendo un problema económico desde hace tiempo y vienes arrastrándolo hasta aquí. Puedes hacer dos cosas, hundirte escondiendo la cabeza como una avestruz o darte una oportunidad y resurgir como el Ave Fénix. Tienes que escoger…

Obviamente, no eres el primero en esta situación y por desgracia tampoco serás el último. Cientos de pequeñas empresas, autónomos y particulares se encuentran como tú, ahogados, sin aire y sin recursos para saber cómo afrontar lo que te viene encima.

Hagamos un pequeño test para analizar la situación en la que nos encontramos:

1. ¿En qué momento y cuál fue la primera causa de tus desajustes económicos?

2. ¿Tienes deudas con la Seguridad Social o Hacienda?

3. ¿Tienes intención de pedir otro crédito al banco para pagar lo que debes?

4. ¿Crees que puedes salir por tus propios medios de los impagos?

5. ¿Es una situación transitoria?

6. ¿Tu acreedores te apremian?

La causa de tu situación actual es muy importante para atajar la hemorragia económica. 

El primer paso que debemos dar es pagar lo antes posible, todo lo que debemos a nuestros trabajadores, a la Seguridad Social y a Hacienda.

Si estamos endeudados ya, no debemos seguir engordando la bola, por ejemplo pidiendo más crédito al banco para pagar la deuda y a su vez haciéndola más grande. 

Estudia la viabilidad de tu negocio, si no puedes continuar, hay que cerrar lo antes posible para evitar males mayores. En muchas ocasiones una retirada a tiempo es una victoria, tus acreedores no quieren ser una ficha más del dominó, quieren “salvarse” y buscan acuerdos favorables para ambas partes. 

Cuando ya has intentado todo esto y aún así no es posible acabar con esas deudas, acude entonces a la Ley de Segunda Oportunidad para refinanciar o en su caso, solicitar el perdón de las deudas para VOLVER A EMPEZAR.

Créetelo, no es imposible, existe y nosotros sabemos como hacerlo, se puede decir más alto pero no más claro.

También te preguntarás ¿Qué ocurre con los avalistas? Si me avala otra persona, dejo de pagar y recurro a la Ley de Segunda Oportunidad y me perdonan las deudas. ¿La persona que me avaló sigue respondiendo de la deuda o la perdonan también? Pongamos un ejemplo, yo solicito un préstamo que avala mi hermano. Llega un día en que no puedo hacer frente a los pagos y solicito el acuerdo extrajudicial de pagos de la Ley de Segunda Oportunidad, la pregunta entonces es ¿La solicitud de acuerdo extrajudicial de pagos impide que el acreedor reclame a mi hermano, el avalista? La respuesta viene recogida en el apartado cuarto del artículo 235 de la Ley Concursal que establece que “el acreedor que disponga de garantía personal para la satisfacción del crédito podrá ejercitarla siempre que el crédito con el deudor hubiera vencido. En la ejecución de la garantía, los garantes no podrán invocar la solicitud del deudor en el perjuicio del ejecutante” y en el artículo 587 del Texto Refundido que entrará en vigor el próximo 1 de Septiembre. 

En definitiva, cuando se solicite el Acuerdo extrajudicial de pagos, al amparo de la Ley de Segunda Oportunidad, debemos tener en cuenta que los fiadores y avalistas siguen respondiendo por nuestros créditos impagados que estén garantizados por aval o fianza. 

Cuestión muy distinta es que un fiador o avalista que ha llegado a la insolvencia precisamente por haber afianzado a un tercero, no pueda solicitar la exoneración. Esto, volviendo al ejemplo anterior, es que si yo avalo a otra persona que no puede pagar y tampoco yo puedo hacerlo ¿Podría acogerme a la Ley de Segunda Oportunidad aunque seas avalista? Sí, siempre y cuando se cumplan los requisitos legales exigidos. 

Nuestro despacho es líder en procedimientos de segunda Oportunidad presentados ante los juzgados Españoles, así que no dudes en contactar con nosotros, sin duda podemos ayudarte. 

Orejas Abogados

C/ Asturias 30

Oviedo – Asturias 

info@orejasabogados.es · 985 25 48 66